Skip to content
Detectar a los prestamistas abusivos

Detectar a los prestamistas abusivos

Aunque no todos los prestamistas financieros son deshonestos o abusivos, existe la posibilidad de que se encuentre con uno poco recomendable cuando busque una hipoteca. Afortunadamente, existen varios indicios que pueden hacerle saber de inmediato que un prestamista en particular puede no ser bueno.

Si el prestamista que está considerando le pide más de una cuota de solicitud o pago, lo más probable es que no sea de fiar. Al fin y al cabo, no deberían ser necesarias varias bolsas de dinero para obtener el préstamo o la hipoteca que necesita. Debería sumar usted mismo todas las comisiones para asegurarse de que el importe es correcto.

Otro indicio de que algo no va del todo bien es que intenten convencerte de que pidas prestada una cantidad de dinero mayor de la que te gustaría. Nunca pida prestado más dinero del que necesita. Si lo hace, se verá obligado a pagar cuotas mensuales más elevadas por un préstamo mayor de lo necesario.

Además, si el tipo de interés es excesivamente alto, debería plantearse solicitar el préstamo en otro sitio. ¿Cómo saber si el tipo de interés es más alto de lo que debería? Compruebe cuál es el tipo de interés preferente. Si el tipo de interés que le ofrecen es superior al seis por ciento, entonces es sencillamente demasiado alto. El prestamista no está simplemente tratando de ganarse la vida, está tratando de ganarse la vida con el beneficio que obtiene con tu préstamo.

Cuidado con los extras que el prestamista intente convencerte de que pagues, como las pólizas de seguro. La prima del seguro podría añadirse al importe del préstamo e incluirse en la ecuación a la hora de calcular el pago mensual, lo que daría lugar a un pago mensual mayor. Si el prestamista le sugiere que contrate todos los tipos de seguro que le ofrecen, pregúntese por qué.

Las penalizaciones por pago anticipado son otro aspecto que debe evitar. Las penalizaciones por pago anticipado evitan que el prestamista pierda el préstamo si el prestatario decide refinanciarlo. Normalmente, las penalizaciones son tan elevadas que el prestatario se desanima y renuncia a refinanciar para evitarlas. De lo contrario, refinancia y acaba pagando una cuantiosa multa o penalización por pago anticipado.

Preste atención a todos los detalles siempre que vaya a adquirir un préstamo de cualquier tipo. La letra pequeña suele ser la parte más importante del documento que debes leer.

Por Susan M. Keenan

Volver arriba