Skip to content
Las distintas formas en que los asesores hipotecarios le ayudan a conseguir un préstamo

Las distintas formas en que los asesores hipotecarios le ayudan a conseguir un préstamo

¿Está estresado porque no sabe qué tipo de hipoteca le conviene más? Además de preocuparse por conseguir la aprobación de un préstamo hipotecario, otra fuente común de ansiedad para los prestatarios es la preocupación por conseguir la mejor oferta hipotecaria.

En su mayor parte, esta aprensión es comprensible. A este tipo de juicio sólo se puede llegar después de muchos cálculos, análisis de riesgos y toneladas de investigación. Hacer números no es ninguna broma.

No basta con saber si podrá permitirse un préstamo concreto. También tienes que hacer todo lo posible por comparar las ofertas de distintos prestamistas para asegurarte de que no estás dejando escapar posibles ahorros.

Según la Oficina de Protección Financiera del Consumidor, casi uno de cada dos prestatarios hipotecarios no consigue una segunda oferta de diferentes prestamistas. El 47% de la gente suele seguir adelante con el primer prestamista que le hace una oferta. Por un lado, hay que felicitar a los vendedores que tenemos en el país, pero por otro, cabe preguntarse por el excedente de ingresos que obtiene el sector en total sólo porque los clientes no se toman la molestia de comparar ofertas.

Si le parece que está demasiado ocupado para comparar y contrastar hipotecas de varios prestamistas, tal vez haya llegado el momento de delegar el trabajo en un asesor hipotecario en el que pueda confiar. En este artículo, vamos a hablar de las ventajas que le esperan si decide dejar que estos profesionales cualificados le ayuden en la compra de su vivienda.

Todo el mundo necesita ayuda de vez en cuando, y cuando se trata de hipotecas, deberíamos esforzarnos por escuchar todos los consejos posibles.

¿Qué son los asesores hipotecarios?

Sala de conferencias

El proceso de solicitud de una hipoteca es algo por lo que quizá sólo tenga que pasar una vez en la vida. Si tiene suerte, puede que no tenga que hacerlo nunca. Pero para las personas que sí tienen que hacerlo, muchos lo encuentran menos complejo cuando recurren a los servicios de asesores hipotecarios.

Ya se llamen asesores o intermediarios, estos profesionales prestan el mismo tipo de servicios. Revisan su información financiera y sus antecedentes, buscan su puntuación crediticia, eligen el tipo de hipoteca adecuado para usted y le ponen en contacto con las entidades crediticias. No originan préstamos. Ganan comisiones a través del prestamista o del prestatario. Normalmente, entre el 1 y el 3 por ciento del importe total del préstamo. Puede que algunos asesores ni siquiera le cobren, sobre todo si lo que realmente busca es su opinión profesional.

¿Es mejor hipotecarse con un banco o con un intermediario?

Cuando solicite una hipoteca directamente en el banco, la persona con la que hablará será el gestor de préstamos del banco.

Aunque tanto los gestores de préstamos como los agentes hipotecarios le venderán básicamente préstamos hipotecarios, la principal diferencia entre ambos es el número de opciones que podrán ofrecerle. Un gestor de préstamos sólo podrá ofrecerle los tipos, servicios y programas disponibles en ese banco concreto. Si le preocupa conseguir la oferta de pago más barata, quizá le convenga más un agente hipotecario. Pero si ya se ha decidido por un banco o un préstamo en concreto, puede que le dé igual solicitarlo a través de un agente de préstamos o de un asesor hipotecario.

Sea cual sea el caso, lo más importante es que conozca sus opciones y se haya propuesto entender el proceso.

¿Merece la pena contratar a un asesor hipotecario?

Signos de interrogación

Desde 2008, el sector hipotecario ha tenido bastante mala fama. Muchos clientes aún recuerdan los terribles efectos de la crisis financiera mundial, que hizo que la gente perdiera el acceso a sus viviendas. Para muchos, la vida sigue sin ser la misma. Aunque se han aprendido muchas lecciones de este calvario, las hipotecas de alto riesgo, por desgracia, siguen resurgiendo.

Ni siquiera hace falta tener información privilegiada para comprender el daño que otra generación de agentes hipotecarios puede causar a la nación y a la economía mundial cuando no tienen en cuenta los intereses de los clientes. Por eso, hoy, aunque le expliquemos las ventajas que puede obtener al comprar su casa a través de un agente hipotecario, esperamos que también escuche el mejor consejo que podemos darle. Comprométase a conocer sus finanzas a fondo. Cuando asuma este compromiso, ni siquiera el peor consejo de un agente podrá hacer descarrilar su futuro.

Comprar una casa es una decisión y una responsabilidad personales. Aunque recurra a un tercero para que le ayude a acceder a los mejores préstamos hipotecarios, conozca los tipos por sí mismo y decida en función de su capacidad financiera.

Estas son algunas de las ventajas de contratar a un asesor hipotecario.

1 - Acceso a los socios

Como cliente hipotecario, sólo tendrá que hacer negocios con un prestamista unas pocas veces.

Los asesores hipotecarios, por su parte, tratan a diario con muchos prestamistas. También pueden tener contactos en bancos e incluso en oficinas públicas. Se trata de socios importantes con los que quizá tengas que entablar relación para conseguir el mejor préstamo hipotecario. Sin embargo, en caso de que no puedas hacerlo, por falta de tiempo o de mayor necesidad, es una buena ventaja contratar a un asesor hipotecario. Tendrás acceso a sus relaciones comerciales existentes sin tener que tratar con sus socios en persona.

2 - Ahorra tiempo

Cuando solicite una hipoteca, tendrá que presentar varios papeles y documentación. Tendrá que concertar muchas citas, hablar con agentes inmobiliarios y pasar de una oficina a otra.

Mucha gente acaba contratando a asesores hipotecarios para saltarse todo este proceso. Al fin y al cabo, la experiencia de comprar una casa deja de ser tan divertida cuando hay que rellenar papeles aburridos para la hipoteca. En lugar de ocuparse de toda esta documentación, podría dedicar tiempo a su familia o a planificar mejoras en su casa. También es posible que de esta forma cometa errores menos costosos, haciendo que el periodo de cierre sea mucho más rápido de lo que podría ser si tramita la hipoteca por su cuenta.

3 - Ahorra dinero

Aunque una buena relación entre el asesor hipotecario y el cliente implicará el pago de comisiones, éstas pueden no ser nada comparadas con el servicio de conseguirle un préstamo más barato. Las hipotecas son compromisos a largo plazo, y un punto decimal de diferencia en los tipos puede significar cientos o miles de dólares cuando termine de pagar su programa de préstamos.

En el caso de esta ventaja concreta, tendrás que decidir por ti mismo si realmente te favorecerá. Pero si lo hace con la debida diligencia, saldrá ganando. Cuando conozcas mejor tu hipoteca y los tipos de interés, te estarás protegiendo realmente de cualquier sorpresa innecesaria en el futuro. Así que hazte con una calculadora y prepárate para hacer cuentas. Es por tu propio bien.

 

Volver arriba