Skip to content
Consejos para facilitar la compra de una casa

Consejos para facilitar la compra de una casa

Comprar una casa puede ser un proceso estresante para cualquiera. Pero, si sabe en qué se está metiendo, este proceso puede convertirse en algo agradable. Estos consejos le ayudarán a que su experiencia de compra de vivienda sea más agradable.

Averigüe qué quiere en una casa

Pregúntese qué quiere o necesita en una casa. ¿Cuántos dormitorios y cuartos de baño le caben a su familia? ¿En qué zona le gustaría vivir? ¿Quiere una casa lista para entrar a vivir, o es usted manitas y no le importaría hacer algunos proyectos? ¿Qué tamaño de jardín le conviene a su familia? ¿Cuál es el precio máximo que le gustaría gastarse? ¿Hay algún estilo de casa que prefiera? Limitar la búsqueda le ahorrará tiempo y problemas.

Encontrar un agente inmobiliario experimentado y cualificado

Un agente de compras puede hacer parte del trabajo por usted. Los agentes tienen los contactos y los recursos necesarios para guiarle hacia la casa perfecta. Deben anteponer los intereses de sus clientes. Cuando visitan una casa, están formados para detectar posibles problemas y señalarlos. Puede que usted no sepa qué buscar, pero ellos sí. Están familiarizados con el mercado inmobiliario y sabrán si un precio es comparable. Son hábiles negociadores, por lo que le conseguirán el mejor precio posible. En general, le ayudarán a eliminar el estrés del proceso de compra de una vivienda.

Establecer un presupuesto realista

Si necesitas un préstamo, acude a un prestamista hipotecario. Averigua cuánto te aprobarán y cuáles serán tus pagos por esa cantidad. Tenga en cuenta también lo que ha ahorrado como pago inicial. No olvide añadir los gastos adicionales de cierre. Piense en lo que puede permitirse cómodamente y mantener el estilo de vida que le gusta. Un prestamista hipotecario podría aprobarle más de lo que debería si lleva un estilo de vida extravagante que incluye viajes y coches nuevos cada dos años. Si eres una persona frugal, puede que no te importen los pagos más altos de la hipoteca. Cada persona es diferente. Establezca su presupuesto en consecuencia.

Haga a su agente tantas preguntas como necesite

Su agente está a su disposición, así que no se avergüence de hacer preguntas. Según su experiencia, están acostumbrados a que la gente les haga muchas preguntas. Es posible que los compradores primerizos no sepan mucho sobre el proceso de compra de una vivienda. Hacer muchas preguntas le ayudará a entender en qué se está metiendo y hará que el proceso le asuste menos. No deje nada al azar, ya que se trata de una compra importante y quiere asegurarse de no cometer errores costosos.

No se desanime si no encuentra enseguida la casa de sus sueños

Dependiendo de lo que busque en una casa, puede resultarle difícil encontrarla de inmediato. Muchos compradores han descubierto que pueden tardar uno o dos años en encontrar la casa perfecta. Si necesita encontrar una de inmediato, quizá no pueda permitirse el lujo de esperar. En este caso, es posible que tenga que conformarse con una casa que puede no ser perfecta, pero que funcionará para su familia. El mercado inmobiliario tiene más existencias en primavera y verano. En estas épocas también es cuando hay más demanda. Si encuentra la casa perfecta, es posible que tenga que hacer una oferta rápidamente. También es posible que tenga competencia, lo que puede llevarle a pagar un precio más alto. En otoño e invierno hay menos casas en el mercado, pero es posible que pueda tomarse más tiempo y conseguir un precio más bajo. Si no encuentra la casa adecuada rápidamente, no se desanime. Tarde o temprano se presentará la casa perfecta.

Inspeccionar la vivienda

Una vez que haya encontrado la casa perfecta, haga una oferta con la condición de que primero se realice una inspección de la vivienda. Si no conoce a un inspector de viviendas profesional, su agente inmobiliario puede recomendarle uno. Un inspector de viviendas revisará la casa desde los cimientos hasta el tejado y le informará de cualquier problema que se presente. Este profesional comprobará la electricidad, pondrá en marcha algunos electrodomésticos para asegurarse de que funcionan, revisará tejados y ventanas, y mucho más. Le informará de cualquier cosa que parezca necesitar una reparación inmediata o en el futuro. Los inspectores advierten de que sólo realizan inspecciones visuales y no pueden garantizar que algo que funciona ahora siga funcionando en el futuro. Contratar a uno de estos profesionales sigue siendo una buena idea. Si señalan algo que necesita reparación ahora o muy pronto, puede negociar el precio con los propietarios, indicando los resultados y los costes de la reparación.

En conclusión, la compra de una vivienda es un acontecimiento importante en la vida y conviene asegurarse de estar preparado. Hay que tener en cuenta muchas cosas y puede resultar abrumador. Si sigue el proceso descrito anteriormente, estará en camino de conseguir la casa de sus sueños con el menor estrés posible.

 

Lea también: ¿Cuánto necesitas para comprar una casa?

Volver arriba